Hit enter to searchOverlay or ESC to close

Técnicas de relajación para los más pequeños

Ama Tu Cuerpo

La infancia es un periodo muy importante en la vida de cualquier ser humano, pues es cuando absorbemos muchos de los hábitos que nos definirán en el futuro. Con esto en mente, aprovechar esta etapa para compartir con tus hijos técnicas y juegos que les enseñen a relajarse, es una gran manera de mostrarles tu cariño.

Técnicas de relajación para los pequeños de la familia:

  • Escuchar música

Dedicar un momento del día para escuchar música con tus hijos puede ser muy beneficioso para su relajación. No hay límites, el punto es que aprovechen para disfrutar del arte de los sonidos.

  • Alimentación consciente

Enséñale a tus pequeños cómo alimentarse con cada uno de sus sentidos. Organiza una sesión en la que puedan oler, observar y deleitar algunos platillos que no prueban todos los días. Aprovecha para compartirles la importancia de tomar agua y de mantener una dieta balanceada.

  • Abrazar a la naturaleza

Crea en ellos el hábito de desconectarse de la tecnología, para crear un vínculo con la naturaleza. Salir al aire libre, mirar las estrellas, acostarse en el paso o incluso abrazar los árboles. Ayúdalos a ser conscientes de todo lo que los rodea y de su papel en nuestro mundo.

relajación

  • Cuéntales historias

Aunque parece un cliché, es importante que continúes compartiendo un momento al día en el que les leas un cuento. También puedes contarles una anécdota divertida para que aprecien el valor del pasado. Conviértelo en un ritual que incluso ellos te lo pidan.

  • Hora del álbum

Desempolva los viejos álbumes de fotos y abre las carpetas de tu computadora. Con todas esas lindas imágenes arma un collage en compañía de tus hijos. De esta forma, les enseñarás como eras tú a su edad y descubrirán qué los hace ser tan parecidos.

  • Yoga para niños

Recuerda que el yoga, básicamente es un ejercicio de respiración. Esto quiere decir que cualquier persona puede realizarlo, sobre todo los más pequeños.

Por último, existen algunos estiramientos que pueden ser tus aliados para introducirlos en esta gran práctica relajante. Uno de ellos es el juego de la tortuga, en el que el niño simulará que es una tortuga que se va escondiendo en su caparazón porque el sol se va poniendo.

¿Quién dijo que sólo los adultos merecen relajarse? Pon en práctica estos consejos y disminuyan el estrés en familia.

 

Fuentes:

Tagged: ,

Déjanos un mensaje